Universidad de Chile cierra el 2018 como la mejor del país en investigación de alto impacto

Universidad de Chile cierra el 2018 como la mejor del país en investigación de alto impacto

El liderazgo de la Casa de Bello se extendió a todos los rankings internacionales más importantes que evalúan volumen y calidad de la producción científica, tales como el Academic Ranking of World Universities, SCImago, Nature Index y CWTS Leiden. A este reconocimiento se suman los 190 proyectos Fondecyt adjudicados este año, destacando como el plantel que recibirá la mayor cantidad de recursos provenientes de este fondo; la distinción como mejor institución de transferencia tecnológica de Chile realizada por Corfo; y su participación en más del 50 por ciento de los Centros de Excelencia del país encabezando investigación de punta.

Un año de continuos reconocimientos como la principal institución del país en investigación está cerrando la Universidad de Chile. Los más importantes rankings internacionales centrados en el análisis del volumen, calidad e impacto en esta materia posicionaron nuevamente a la Casa de Bello como líder indiscutido a nivel nacional y entre las mejores a nivel latinoamericano del 2018. Así lo destacó el ranking Nature Index en el mes de mayo, clasificación que la ubicó como sexta en la Región, relevando además que el 85,2 por ciento de las publicaciones de académicos de la Universidad de Chile, en 68 de las más importantes revistas científicas, fue realizada en colaboración internacional.

En el ranking SCImago 2018, en tanto, nuestro plantel cumplió una década como número uno del país por su productividad científica e impacto social, medición que también la posicionó como la única casa de estudios chilena entre las diez mejores de Latinoamérica. Asimismo, el prestigioso Academic Ranking Of World Universities (ARWU), que considera dentro de sus criterios centrales el rendimiento en investigación, destacó a la Universidad de Chile por decimosexto año consecutivo como primera de Chile y dentro de las siete más importantes de Latinoamérica. En la clasificación específica por disciplinas de este ranking, además, lideró en siete áreas del conocimiento a nivel regional y en dieciocho a nivel nacional.

El ranking CWTS Leiden, otro de los indicadores de mayor reconocimiento internacional, situó a la Universidad de Chile como la primera institución chilena en investigación de alto impacto. La distinción, alcanzada por octavo año consecutivo, estuvo sustentada en la cantidad de publicaciones en la Web of Science (WoS), así como el número y proporción de ellas que destacan en los segmentos de mayor citación en la comunidad científica global. El podio a nivel local también fue alcanzado en el Ranking Web of Universities, clasificación que posicionó a la Casa de Bello como el quinto mejor plantel de Latinoamérica.

Este desempeño en el área también se replicó en mediciones nacionales. El ranking AméricaEconomía 2018, junto con destacar el liderazgo de la Universidad de Chile en la clasificación global, evaluó a nuestra Casa de Estudios como la de mejor rendimiento en investigación. Lo mismo ocurrió en el reciente ranking La Tercera-Qué Pasa, que relevó las 12.616 publicaciones realizadas entre 2012 y 2016, casi dos mil más que la institución que le sigue, teniendo la mayor productividad de las universidades sometidas a análisis.

Sobre estos indicadores y la contribución que la institución realiza al país por su labor en investigación, el Rector Ennio Vivaldi comento que “estos resultados son una muestra del valioso trabajo que nuestros académicos y estudiantes realizan afrontando grandes desafíos locales y globales. La investigación, la innovación y la creación artística cumplen un rol fundamental en el compromiso que la Universidad mantiene con el país. En este sentido, es imposible no pensar en la contribución aún más gravitante que podríamos hacer desde el ámbito del conocimiento al desarrollo social y económico si Chile contara con un presupuesto nacional dedicado a ciencia y tecnología superior al 0,36 por ciento del PIB actual

Continuando el liderazgo en investigación e innovación

Otro importante reconocimiento al trabajo de nuestro plantel llegó en el mes de noviembre al ser destacada como la principal institución de transferencia tecnológica del país por parte de Corfo. La agencia gubernamental distinguió a la Casa de Bello como la unidad de mejor rendimiento en esta área en los Premios de Transferencia Tecnológica 2018 tras auditar 28 de los 33 contratos de licencia por nuevas tecnologías que la Universidad firmó entre julio de 2017 y junio de 2018. Junto al volumen de tecnologías impulsadas que justificaron esta distinción, fue valorado el impacto internacional de nuestro plantel en este ámbito, ejecutando contratos con entidades extranjeras de países como Estados Unidos, Australia, Brasil y Colombia, y alcanzando también mercados como Francia, China, Sudáfrica, Nueva Zelanda, Colombia y España.

A principios del 2018, por otra parte, se notificó la adjudicación de financiamiento a dos nuevos Institutos Milenio en los que la Universidad de Chile es el plantel albergante: el Instituto Milenio de Investigación en Óptica (MIRO) y el Instituto Milenio de Investigación sobre los Fundamentos de los Datos (IMFD). Con estas nuevas unidades, la Casa de Bello alcanza protagonismo en siete de los 10 Institutos Milenio que existen en el país, los que pasan a formar parte de los 22 Centros de Excelencia en Investigación encabezados actualmente por nuestro plantel y donde también están considerados los correspondientes a los programas de Financiamiento Basal, de Centros de Investigación en Educación y Fondap. A lo anterior, se suma su participación en 7 de los 14 nuevos Núcleos Milenio que fueron aprobados este 2018 (uno de ellos renovado). Este crecimiento permite seguir proyectando la investigación de calidad y alto impacto impulsada por académicos e investigadores de nuestra institución, encabezando más del 50 por ciento de los Centros de Excelencia y la mitad de los Núcleos Milenio en los que se realiza investigación de punta en Chile.

Respecto a los múltiples avances que la Universidad ha registrado en el último tiempo en investigación e innovación, el vicerrector de Investigación y Desarrollo (VID), Flavio Salazar, indicó que esto “se debe en gran parte al esfuerzo y capacidades de nuestros investigadores, a las políticas que se han implementado en algunas facultades y también a una mejor articulación de las políticas de investigación en la Universidad, mediante la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo. En este sentido, el Reglamento de Innovación y el fomento a concursos colaborativos han permitido y probablemente seguirán incrementando el volumen y calidad de las publicaciones y todos los productos que se generan a partir de la investigación”.

Nuevos proyectos

Las buenas noticias se extendieron también a la adjudicación de proyectos Fondecyt. El principal fondo de financiamiento a la investigación básica del país asignó recursos por casi 23 mil millones de pesos a la Universidad de Chile, cifra que representa el mayor monto otorgado a las instituciones participantes en estos concursos. En total, la Universidad ejecutará 190 proyectos, 88 en la línea Fondecyt Regular; 45 en Fondecyt Iniciación; y 57 en Fondecyt Postdoctorado. En esta última, además, la Universidad es la institución con mayor número de iniciativas seleccionadas para su ejecución.

A nivel de investigación aplicada y transferencia tecnológica, en tanto, la línea de financiamiento Fondef Idea I + D adjudicó financiamiento a 12 propuestas de la Casa de Bello por más de 2.300 millones de pesos. En este concurso destacó, particularmente, por ser la institución con más proyectos finalistas y mayor cantidad de recursos asignados en la línea de financiamiento centrada en el “Adulto Mayor”. A estas iniciativas se agregan los fondos obtenidos para el desarrollo de cinco proyectos de Valorización de la Investigación en la Universidad (VIU), dirigido a estudiantes y egresados de pre y postgrado, y tres proyectos FONIS, orientado a generar conocimientos para mejorar la salud de la población.

Entre los desafíos para 2019, el vicerrector Salazar, señaló que se profundizarán las líneas de trabajo desarrolladas a la fecha, agregando dos elementos claves. “Por una parte, generar una puesta en valor más potente de los impactos que tiene la investigación en ciencias sociales y humanidades, a través de una mayor articulación con las facultades. Además, queremos abordar algunos déficits que tenemos sobre equidad de género en el ámbito de la investigación a través de políticas que nos permitan superar brechas en este ámbito”, detalló.

Fuente: www.uchile.cl